Javier Vacas, concejal de cultura del ayuntamiento de Baena, presentó en rueda de prensa la finalización de las obras acaecidas en la conocida como Casa del Panadero tras la subvención concedida por la Junta de Andalucía y consecuentes intervenciones.
Vacas agradeció la colaboración de los técnicos restauradores que permitirá poner en valor el recinto, en particular y parque arqueológico, en general.
Por su parte, José Antonio Morena, arqueólogo municipal, incidió en los aspectos más destacados de la domus excavada: “hasta el momento conocíamos lugares como el foro, termas, necrópolis, pero no teníamos constancia de dónde vivían exactamente: esta casa romana viene a “llenar ese vacío.” Responde a un modelo itálico, con patio central entorno al que se distribuyen las habitaciones, que se reaprovechan elementos de una casa anterior, como una cisterna y que incorpora un horno de pan, de ahí el nombre de la casa.”
Por otra parte, destacó las principales actuaciones llevadas a cabo durante el proceso de excavación, coordinado por la restauradora Ana Infantes y la colaboración del arquitecto José Antonio Reyes: “se han recrecido los muros, con incorporación de gravas de distinto color, para diferenciar la utilización de los distintos espacios; además, se han incorporado fungicidas Tenemos en mente el estudio, en fondo y publicación. Además, tenemos un basamento del lalarium, dónde se recibía culto a las divinidades protectoras de la casa, los Lares.”
Para finalizar, Cristina Piernagorda, primera edil, agradeció la “puesta en valor” de este recinto. Además, incidió en la subvención, mitad procedente de diputación de Córdoba: “60.000 euros es el importe invertido: de estos, mitad han sido aportados por consistorio y la parte restante, por diputación.” Por otra parte, destacó la continuidad de las obras, llevadas a cabo en termas y foro, con los fondos procedentes del 1,5% cultural.