PostHeaderIcon Éxito con mayúsculas de la III Fiesta del Marisco de Castro del Río

Un año más se cumplieron las expectativas en la III Feria del Marisco de Castro del Rio no solo por lo que ha supuesto para el proyecto “su consolidación definitiva en el conjunto de fiestas y ferias de la provincia”, sino también por el impacto económico y promocional del municipio
Y agradecidos se mostraban los organizadores de este evento gastronómico al término de la misma por la repuesta de los ciudadanos de la comarca y de  las provincias de Málaga, Sevilla, Granada y de Córdoba capital.
“Es difícil cuantificar el número de personas que nos han podido visitar, pero estimamos que entre 18.000 y 20.000” ha dicho a Cancionero José Espartero, en representación de la empresa familiar Cocedero de Mariscos Espartero, organizadora de la Fiesta
“Estamos pensando ya en el próximo año donde vamos a  incluir alguna que otra novedad y nuevos productos que incluso tenemos durante todo el año en el Cocedero” ha indicado el empresario
En relación a los productos que más se han consumido “como siempre las gamba y los langostinos”  ha indicado José , apuntado que “el día de mayor asistencia de público fue el viernes 17 de agosto donde el recinto se hizo pequeño al completarse las 2.800 disponibles”.
Palabras de agradecimiento y felicitación por parte de la alcaldía en nombre de toda la corporación municipal por como se ha desarrollado esta tercera edición que ha servido para que de nuevo Castro del Río sea durante unos días un referente también en lo gastronómico.
Señalar que la Fiesta del Marisco comenzaba el martes 14 de agosto y terminaba el domingo 19 a las cinco de la tarde y que desde la organización tienen previsto que el próximo año se prolongue el último día hasta las doce de la noche.

 

PostHeaderIcon La Diputación de Córdoba es reconocida por Asepeyo por su baja siniestralidad laboral

Es la diputación andaluza que recibe el bonus de mayor cuantía

La Diputación de Córdoba ha recogido por séptimo año consecutivo el denominado ‘Bonus Bueno’ de la Mutua Asepeyo, un sistema de incentivos con el que se premian los buenos parámetros en la gestión preventiva de la siniestralidad laboral.
El delegado de Hacienda, Recursos Humanos y Gobierno Interior de la Diputación de Córdoba, Salvador Blanco, ha sido el encargado de recibir este premio económico que “refleja que la seguridad en el trabajo es uno de los pilares en los que basamos la prestación de servicios a la ciudadanía”.
En función de la plantilla de personal, la cuantía de la bonificación entregada  a la Diputación de Córdoba asciende a 37.000 euros, siendo la cuantía más alta recibida por una diputación andaluza por su baja siniestralidad.
Blanco ha insistido en que “la consecución de este bonus en materia preventiva es reflejo de la constante preocupación de la institución provincial por reducir los índices de siniestralidad y facilitar a sus trabajadores unas óptimas condiciones de trabajo”.
El Bonus Bueno es un sistema de incentivos regulado en el R.D. 404/2010 consistente en reducciones de las cotizaciones por contingencias profesionales a la Seguridad Social aplicable a todas aquellas empresas que alcancen con satisfacción y de forma fehaciente una reducción en la siniestralidad laboral de acuerdo con los principios establecidos en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.
Entre los requisitos a cumplir para poder ser beneficiados se encuentran, entre otros, haber realizado inversiones en instalaciones, procesos o equipos, y no rebasar los índices de siniestralidad establecidos en dicho decreto, o no haber sido sancionados por infracciones graves o muy graves en materia de riesgos laborales.
En este sentido, la Diputación de Córdoba se ha distinguido por el empleo de medios eficaces de prevención de los accidentes de trabajo y de las enfermedades profesionales y ha acreditado que su índice de siniestralidad es más reducido que el que le corresponde a su sector de actividad.

 

PostHeaderIcon Los planes de reconversión y reestructuración del viñedo benefician a más de 3.200 hectáreas en la provincia

Los planes de reconversión y reestructuración del viñedo benefician a más de 3.200 hectáreas en la provincia. Así lo ha indicado el delegado de agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Francisco Zurera, quien ha explicado que desde 2001 los viticultores, con apoyo de la Junta, han modernizado en concreto 3.224 hectáreas de viñedo, con unas ayudas de 30,5 millones de euros para 1.283 beneficiarios. “Córdoba es una de las provincias de Andalucía que más y mejor ha empleado las ayudas para la modernización de un viñedo que tradicionalmente se ha desarrollado en vaso y con la variedad Pedro Ximénez”, apunta el delegado.
Durante la primavera de este año se han tramitado un total de 33 archivos de pago para nuevos planes colectivos de reconversión y reestructuración de este cultivo. En total, con estos últimos planes, se han beneficiado 54,7 hectáreas con una inversión de 379.457 euros. El delegado recuerda que en los últimos cinco años se han certificado en la provincia 580 hectáreas pertenecientes a 378 viticultores, que han sido incentivadas desde la Consejería de Agricultura con 4,8 millones de euros.
Como ha indicado Zurera, “en el siglo XXI la campiña cordobesa ha dado un salto gigantesco en la modernización de su viñedo. Más del 55% del cultivo de la provincia está ya reestructurado en espaldera”.

Datos del sector

El cultivo de la uva y la elaboración de vino en Córdoba tiene una tradición histórica. La denominación de origen Montilla-Moriles, el buque insignia del sector, es uno de los vinos más antiguos de España con dicha protección. En la actualidad existen cuatro figuras de calidad en el sector: la DOP Montilla-Moriles y la DOP Vinagres de Montilla-Moriles, que comparten Consejo Regulador, junto con los Vinos de la Tierra-IGP de Córdoba y los Vinos de la Tierra de Villaviciosa de Córdoba.
Francisco Zurera ha explicado que “en los últimos años la producción de uva ronda una valoración de 14 millones de euros anuales a precios de viticultor, siendo la vendimia del año pasado de 36,8 millones de kilos de uva, mayoritariamente blanca y con la variedad Pedro Ximénez que predomina sobre el resto. Actualmente la uva está sana, con buen aspecto y calidad, y se espera que la vendimia de 2018 supere a la del año anterior en producción”.
La denominación de origen protegida ampara distintos tipos de vinos, entre los que destacan los tradicionales generosos, elaborados mediante el sistema de criaderas y soleras, con un gran prestigio y producidos de manera artesanal, dando lugar a vinos

 

PostHeaderIcon CCOO reclama que se agilice el compromiso del Gobierno sobre la jubilación anticipada de los policías locales


CCOO reclama al Gobierno que agilice el compromiso de hacer efectiva la jubilación anticipada de los policías locales, una medida que en la provincia de Córdoba afectaría a un colectivo conformado por unos 1.450 agentes.

La Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO de Córdoba apunta que la edad media de la plantilla de los agentes de las policías locales de la provincia de Córdoba se encuentra entre los 45 y 53 años. Además, el 40% de la plantilla ha sufrido patologías relacionadas con el estrés laboral, como ansiedad o depresiones.
El secretario General de dicha federación, Luis Mena, considera necesario que tanto la sociedad como la administración pública reconozcan que las funciones que realizan estos cuerpos policiales en su dilatada vida profesional son "una actividad penosa, tóxica o peligrosa que acusan elevados índices de morbilidad". Además, el sindicato estima que la jubilación anticipada permitiría elevar la calidad, eficacia y eficiencia del servicio, mejorar sus condiciones de salud e higiene, rejuvenecer las plantillas y aumentar la oferta de empleo público para dar nuevas oportunidades a los jóvenes.
El sindicato explica que la Secretaria General Técnica y Presupuestaria del Ministerio de Hacienda ya ha hablado de que para alcanzar el derecho básico, poder aplicar coeficientes reductores y acogerse a la jubilación anticipada de la Policía Local, se deberían cotizar 30 años como mínimo. Esta valoración se sustenta en comparar las clases mutualistas de otros colectivos de la seguridad pública, concretamente el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil, con el colectivo de Policía Local, los cuales se rigen por distintos sistemas de cotizaciones, cuestión que CCOO espera que se tenga en cuenta en los informes que Ministerio debe aportar al Consejo de Estado, previsiblemente, en los primeros días del mes de septiembre.
Lo cierto es que la Ley de Presupuestos para 2018 recomienda a los ayuntamientos que inicien la planificación de la seguridad pública local teniendo en cuenta la puesta en marcha del anticipo de la edad de jubilación de forma que los entes locales podrán disponer durante 2018, exclusivamente para este colectivo, de una tasa adicional de reposición determinada por el número de bajas que se prevean en este ejercicio y en el de 2019 como consecuencia de dicho adelanto de la edad de jubilación, tasa adicional que se descontará de la que pudiera corresponder en los ejercicios 2019 y 2020.
Tomando como ejemplo el Ayuntamiento de Córdoba, cuya plantilla ronda los 380 agentes, con la aplicación de la jubilación anticipada a los 60 años se vería reducida en unos 50 efectivos en un año. Teniendo en cuenta que muchos de estos policías locales ya están en segunda actividad, los agentes que realmente podrían atender los turnos son algo más de 200, una dotación de personal claramente insuficiente para atender una demanda creciente. De hecho, recuerda el sindicato, la ratio de policías locales en Córdoba queda en aproximadamente un agente por 1.000 habitantes, cuando la UE considera que debe haber al menos 1,6 policías por cada 1.000 habitantes, lo que significa que en Córdoba hay un déficit de unos 120 agentes.
Mena insiste en que “la ciudadanía cordobesa merece un servicio público, mediante el ejercicio eficaz y eficiente de las funciones policiales y esto sólo es posible mediante funcionarios y funcionarias en perfectas condiciones y en plenitud de condiciones psicofísicas que, obviamente, se van perdiendo con la edad”. Según el análisis del sindicato, la media de permanencia en el servicio de las fuerzas de seguridad en municipios pequeños es de cuarenta años, mientras que en los grandes es treinta, por lo que la edad media de las plantillas policiales se sitúa por encima de los 50 años.
En este sentido, CCOO estima que la edad idónea para jubilarse debería acercarse a la establecida para otros cuerpos de seguridad, que va desde los 59 a los 63 años, según el tiempo de cotización en la profesión. Además, Mena ha explicado que la reducción de la edad de jubilación sería una medida solidaria con el resto de trabajadores y trabajadoras y contribuiría a la financiación de las haciendas autonómicas y locales, porque estaría basada en coeficientes reductores y cotizaciones a la Seguridad Social recargadas.

 
Página 1 de 726