Deoleo, la compañía nº1 de aceite oliva a nivel mundial, y la Asociación Española de Municipios del Olivo, AEMO, compuesta por más de 150 municipios y provincias olivareras de España, lanzan el ‘II Concurso AEMO a la Mejor Gestión Ambiental de Olivar y Almazara en España’. El concepto de gestión ambiental en una empresa integra las prácticas, los procedimientos, procesos y los recursos para desarrollar, aplicar y mantener la política ambiental destinada a maximizar la sostenibilidad de la actividad productiva y a minimizar el impacto de esta sobre nuestro planeta. En el caso del cultivo del olivo, y la producción de aceite de oliva virgen son muchos los aspectos que influyen en la mejor o peor gestión ambiental tanto del olivar, como de la almazara.
El manejo y las decisiones que se adopten, desde el árbol hasta el envase, van a determinar los impactos positivos, neutros o negativos sobre el medioambiente, y en este sentido, existen metodologías para valorar dichos impactos.
Bajo esta premisa, Deoleo y AEMO lanzan la segunda edición de este certamen, con el objetivo de reconocer, por una parte, al Olivar más sostenible y, por otra, a la Almazara más sostenible. En el primero de los premios, el jurado valorará tanto la disposición de la explotación olivarera como su manejo agronómico en todo lo referente a las técnicas de cultivo empleadas, y se hará desde la óptica del impacto ambiental que generen dichas prácticas. Serán evaluadas especialmente las medidas destinadas a optimizar el balance de carbono derivado del cultivo en todo el ciclo anual del mismo.
Por su parte, el premio que reconoce a la Almazara más sostenible busca valorar las instalaciones de la fábrica, la disposición y eficiencia del proceso productivo y el manejo en las distintas etapas de extracción, conservación, envasado y distribución de aceite de oliva. Se pondrá especial atención a la optimización del uso de recursos y de las distintas emisiones, así como de las formas de aprovechamiento de los distintos subproductos generados en la almazara. En ambas categorías, se concederá un Accésit y un primer premio.
En este sentido, podrán optar al premio todas aquellas explotaciones olivareras y almazaras localizadas en un municipio socio de la AEMO y que presenten la ficha de inscripción correspondiente. Las candidaturas, en su respectiva modalidad, deberán inscribirse en https://www.aemo.es/page/concurso-gestion-ambiental. En el caso de contar con olivar y almazara sostenible, deberá presentarse sólo al premio de almazara sostenible, no siendo compatible presentarse a ambas modalidades. El plazo de inscripción está disponible hasta el 31 de marzo de 2024.

Impulso a la sostenibilidad

Estos premios van en perfecta consonancia con la estrategia de sostenibilidad de Deoleo y su recientemente lanzado ESG Report 2022. A través de su protocolo de sostenibilidad, Deoleo ha logrado certificar a 71 almazaras y cooperativas como sostenibles desde el año 2018, abarcando más de 230.000 hectáreas de olivares. Concretamente en 2022, se certificaron 11 almazaras adicionales repartidas entre España, Portugal, Italia y Túnez, lo que supone un incremento del 18% con respecto al año anterior.
Además, su objetivo es que todas las marcas de aceite de oliva más vendidas en España e Italia con las que colabora estén certificadas para 2030. Entre octubre de 2021 y octubre de 2022, un 44,4% del aceite de oliva virgen extra de la compañía procedió de proveedores certificados como sostenibles, lo que representa un aumento interanual del 13,2%.

Ganadores de la anterior edición

En la edición anterior, Finca el Vicario, propiedad de Oro del Desierto de Tabernas (Almería), se alzó con el primer premio como Olivar más sostenible de España. Finca Cortijo Guadiana, propiedad de Grupo Castillo de Canena (Jaén), por su parte, consiguió el Accésit en la misma categoría.
En lo que respecta al premio a la Almazara más sostenible de España, Luque Ecológico S.L. de Castro del Río (Córdoba) consiguió el primer premio, mientras que la Cooperativa Agrícola Nuestra Señora de los Remedios-Picasat de Olvera (Cádiz) obtuvo el Accésit correspondiente.