PostHeaderIcon El Programa Fomento de Empleo Agrario 2020 ha afectado 305 proyectos

Estos proyectos permitirán la contratación de 16.201 trabajadores, lo que supone un total de 270.490 jornales

Se ha presentado el balance del programa de Fomento de Empleo Agrario 2020 en la provincia de Córdoba. En la misma han estado presentes la subdelegada del Gobierno en Córdoba, Rafaela Valenzuela, el delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Córdoba, Antonio Repullo y el delegado de Cohesión Territorial de la Diputación de Córdoba, Juan Díaz.
La subdelegada ha destacado la importancia en la creación de empleo en zonas afectadas por la despoblación y especialmente en este año por la pandemia en un “programa transversal en el que colaboran las tres administraciones”. Del  total de proyectos afectados 305, se corresponden con 212 proyectos de Garantía de Rentas y 93 proyectos Generadores de Empleo Estable. La inversión a realizar asciende a 39.916.002,46 euros, de los que se subvencionan  para costes de mano de obra 24.896.161,27 euros que aporta el Gobierno de España , correspondiendo a la subvención de materiales el importe de 11.137.239,38 euros que aportan la Diputación Provincial y la Junta de Andalucía.
Respecto a los proyectos afectados para remanentes del ejercicio 2020. El crédito con el que se dispone asciende a 45.697,49 euros para subvencionar mano de obra y se han  afectado 6 proyectos. Los proyectos con actuaciones en Casas Cuartel de la Guardia Civil son 8, con un  presupuesto cercano a los 350.000 euros.
Valenzuela ha destacado “ la proyección de este programa en el marco rural de tal forma que lleva décadas asentando la población al territorio y colaborando en la lucha contra la despoblación de la llamada España vaciada”. Por otro lado la subdelegada “ ha felicitado al SEPE y a la Diputación de Córdoba por su colaboración activa con los municipios posibilitando que se ejecute el 100% del programa”.
Por su parte Antonio Repullo, ha manifestado que la Junta de Andalucía “ha resuelto adelantar 4,9 millones de euros de su aportación al Programa de Fomento de Empleo Agrario (PFEA) a las diputaciones provinciales para su reparto a los ayuntamientos, que contarán así en total con 37,5 millones para empezar a ejecutar en 2021 sus nuevos proyectos. Este aumento que supone que los ayuntamientos puedan contar con el 69% de la aportación total de la Junta, quedando el 31% restante (16,8 millones) para los dos próximos plazos en vez del 40%. Es una apuesta más de la Junta de Andalucía por el municipalismo, por ayudar a las entidades locales a crear empleo y mejorar las infraestructuras y servicios para sus vecinos, luchando así contra la despoblación”.
El delegado de Cohesión Territorial, Juan Díaz ha reiterado la colaboración de la Diputación y sus técnicos en la implementación de un programa que ha dado como fruto importantes obras en los municipios de la provincia.

 

PostHeaderIcon Moción del PSOE de Baena en relación a la implatación del etiquetado para la clasificación de los alimentos mediante Nutri-Score

El Grupo Municipal Socialista del Ayuntamiento de Baena presentará una moción en la próxima sesión plenaria para instar al Ministerio de Consumo del Gobierno de España, a realizar cuantas gestiones sean necesarias para la modificación de la clasificación de los aceites de oliva Virgen Extra, Virgen y Oliva contiene en el etiquetado Nutri Score, estableciendo dicha modificación como condición previa a la implantación del sistema en el mercado español.

Entre la exposición de motivos se indica que durante el primer cuatrimestre del este año 2021, se prevé que se aplique en España el sistema de etiquetado nutricional frontal (etiquetado visible en los productos) Nutri Score de los productos alimentarios. Un sistema cuyo objetivo es permitir al consumidor valorar fácil y rápidamente la calidad nutricional de los alimentos que van a comprar, simplificándose así la información que contiene el etiquetado nutricional de cada uno de ellos, y cumpliéndose además con otro objetivo: el de incentivar a los productores para que mejoren la composición nutricional de los productos alimenticios.
El sistema Nutri Score está basado en un algoritmo que asigna un logotipo a cada producto según la calidad nutricional que dicho algoritmo arroja, asignando un logotipo de entre los 5 existentes y que se componen de diferentes colores asociados a letras que describen 5 clases de calidad nutricional, del verde oscuro para la calidad óptima (letra A) al rojo (letra E) para la peor.
Aunque este sistema a priori, es el que cuenta con mayor apoyo por parte de los científicos, asociaciones de consumidores y especialistas en nutrición, se observan excepcionalidades evidentes que pueden desembocar en claros errores. El algoritmo de Nutri Score valora como negativo que un alimento tenga muchas calorías, azúcares, grasas saturadas y sal, mientras que ve positivo el porcentaje de frutas, verduras, fibra, proteínas, y aceites de oliva, colza o nuez, por ser los tres ricos en ácido oleico. Pero el sistema no diferencia, sin embargo, si alguno de los tres aceites posee más propiedades que los otros, ni puntúa más por ser virgen o virgen extra, situando por tanto todos los aceites al mismo nivel.
La atribución de puntos para los ácidos grasos en el componente negativo de Nutri-Score se calcula teniendo en cuenta la proporción de ácidos grasos saturados frente a grasas totales. Dado que el aceite de oliva virgen tiene el mismo perfil lipídico que los no vírgenes, y que no se valoran otros aspectos relacionados con el procedimiento de obtención del producto, es por lo que reciben la misma puntuación.
Para ello, Nutri Score contempla excepciones, presentando ciertos alimentos singulares, como el agua, una categoría directa en la clasificación Nutri Score, tal y como merecen los Aceites de Oliva Virgen y Virgen Extra que debieran tener un tratamiento específico y asignación directa de clasificación A, en dicha escala.
Los motivos que avalan esta propuesta podrían argumentarse desde puntos de vista patrimonial, sostenibilidad y adaptación fisiológica de los habitantes mediterráneos a este alimento, pero existe una razón nutricional de peso, que hace innecesarios los demás y que avalan sin duda su singularidad. El Aceite de Oliva Virgen es el único alimento que tiene aprobada tres alegaciones saludables, gracias a su composición de ácidos grasos y a la presencia de polifenoles: disminución del riesgo de enfermedades cardiovasculares,
disminución del estrés oxidativo y Fuente de Vitamina D. Tales alegaciones son
exclusivas de los aceites de oliva, y están refrendadas a partir de la evaluación de la evidencia científica de la European Food Safety Authority, y aprobado y autorizado por el Reglamento 432/2012.
Por consiguiente, ninguna clasificación de calidad nutricional puede ir en contra de dos alegaciones aprobadas por la EFSA, lo que no se consigue con el actual algoritmo de Nutri Score, que clasifica el Aceite de Oliva Virgen, en categorías inferiores a la A.
Numerosos estudios científicos avalan al aceite de oliva virgen, como la mejor grasa que el ser humano pueda ingerir en base sus efectos sobre la salud humana. Por tanto, clasificaciones que lo equiparen a otras grasas, son un engaño manifiesto al consumidor.
El Aceite de Oliva Virgen tienen una presencia prioritaria en las guías alimentarias españolas actuales. Además, está presente en la alimentación desde hace más de 3.000 años y la fisiología humana está perfectamente adaptada a su uso, aprovechando perfectamente los omega 9, con las elongasas y desaturasas, desplazadas hacia la ruta de los omega 9 frente a la ruta de los omega 6, aunque la ingesta de omega 3 sea baja.
La modulación sobre las enzimas y por consiguiente en la producción de un tipo de tromboxanos, prostaglandinas y leucotrienos, es clara.
Hacer modificaciones de cálculo en el algoritmo Nutri Score, como existen para las bebidas, grasas o quesos, no sería adecuado, pues la excelencia de este alimento no se puede medir con los parámetros que actualmente maneja Nutri Score, a menos que el poder antioxidante (por ejemplo), se contabilizara en el mismo.
Con anterioridad, el algoritmo de Nutriscore, en Francia, se ha modificado para primar productos alimenticios de sus guías y dietas alimentarías. Por tanto, se debe modificar y adaptar dicho algoritmo para que tengan la correcta clasificación del Aceite de Oliva Virgen. En la clasificación actual, los aceites de oliva comparten el mismo grado que el aceite de colza y el aceite de nuez, que no cuentan con las alegaciones saludables demostradas por los aceites de oliva.
No sería bueno excluirlo de la clasificación porque quedarían sin valoración, como otros productos, como es el caso de momento de los que tienen contenido alcohólico, lo que puede dar ocasión a que el consumidor lo perciba como negativo. Aplicar la exceptuación de alimentos con un solo ingrediente, tampoco sería comparativamente adecuado, pues los situaría al nivel de otras grasas vegetales de única procedencia, que no presentan los beneficios de salud del Aceite de Oliva Virgen, creando de nuevo la confusión en el
consumidor.
También debemos tener en cuenta que el Aceite de Oliva Virgen se trata de uno de los alimentos fundamentales de la Dieta Mediterránea, cuyos efectos saludables han sido también ampliamente documentados en proyectos como Predimed y Cordioprev, y que por sus efectos beneficiosos para la salud, ha sido considerada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.
Y qué duda cabe de la importancia que el olivar y la producción del Aceite de Oliva Virgen
tiene en la economía de muchas provincias y municipios de nuestro país, y el ejemplo claro lo tenemos en Baena, siendo numerosas las aportaciones del Aceite de Oliva a la sostenibilidad, a evitar la despoblación y al patrimonio gastronómico y paisajístico de nuestro municipio.
No en vano, España es el primer productor mundial de Aceite de Oliva Virgen, con una producción media más de 5 veces superior a Italia, segundo productor mundial.
Contamos, además, con 31 figuras de Calidad Diferenciada (Denominaciones de Origen e Indicaciones Geográficas Protegidas) reconocidas por la Unión Europea, donde destaca por su antigüedad y peso en el sector la Denominación de Origen Baena.
Por tanto, es necesario un cambio en la clasificación Nutri Score para adjudicar directamente al Aceite de Oliva Virgen como A verde oscuro (la mejor valoración).
Por todo ello, el Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Baena tiene a bien proponer a consideración del Pleno del Ayuntamiento de Baena esta moción

 

PostHeaderIcon El precio hora de la ayuda a domicilio aumenta hasta los 14,60 euros tras diez años congelado

Andalucía alcanza récord histórico en dependencia con 228.555 personas atendidas y 37.918 nuevos beneficiarios

La Junta de Andalucía va a incrementar el precio hora de la ayuda a domicilio hasta los 14,60 euros tras diez años congelado. Esta cantidad supone una subida del 12,3%, puesto que hasta ahora el precio hora de este servicio se encontraba en 13 euros. Esta medida va a beneficiar a unas 30.000 personas, en su mayoría mujeres, que con su trabajo hacen posible que las personas dependientes tengan la mejor atención sin renunciar a seguir viviendo en su domicilio.
De esta manera, la Junta demuestra su compromiso con la dependencia que, además, tiene su reflejo en el presupuesto. En total, para el Sistema Andaluz de la Dependencia, la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación ha previsto un presupuesto para el año 2021 de 1.609,1 millones de euros, el mayor de la historia para esta partida.
Así, Andalucía ha cerrado el año 2020 con 228.555 personas beneficiarias en el Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia y 310.424 prestaciones, un máximo histórico en la comunidad desde su puesta en marcha. En total, se incorporaron al sistema durante el pasado año 37.918 nuevas personas (9% más respecto a 2019) con 64.387 prestaciones, según detalla el balance del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia 2020, presentado ante el Consejo de Gobierno por la consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz.
El año 2020 se ha visto marcado por la crisis sanitaria provocada por el Covid-19, que en el ámbito de gestión de la dependencia ha requerido medidas excepcionales para la contención del contagio. A pesar de estas circunstancias, la comunidad andaluza, lejos de presentar una disminución de personas atendidas en dependencia con respecto al pasado año, ha incrementado este número. El dato supone un aumento neto del 3,7% respecto a 2019 y 8.180 beneficiarios más.
De esta forma, Andalucía representa el 20,33% del total de personas beneficiarias a nivel nacional, lo que significa que una de cada cinco personas en España es atendida en esta comunidad autónoma. Además, la comunidad se sitúa por encima del promedio nacional en cuanto al número de beneficiarios con prestación sobre el total poblacional, con 2,70 puntos respecto al 2,37 de la media del país.
Además del incremento de nuevas altas, los Servicios de Valoración de la Dependencia han gestionado también un total de 16.927 revisiones del Programa Individual de Atención (PIA). En total, durante los últimos doce meses se han resuelto un total de 54.845 expedientes iniciales y de revisión.
Durante este año, la Consejería de Igualdad ha promovido numerosas medidas económicas extraordinarias como consecuencia del coronavirus con la finalidad de mantener el empleo en las entidades, tanto del servicio de ayuda a domicilio como en centros asistenciales, y garantizar así la atención de las personas en situación de dependencia. Unas medidas de financiación que han permitido, entre otras actuaciones, potenciar el servicio de teleasistencia, ampliar la oferta de plazas de atención residencial con 300 plazas más y reducir el copago en los centros de día.
El 21,75% de las prestaciones nacionales
Las prestaciones con las que cuentan las personas en situación de dependencia también alcanzan un máximo histórico de 310.424 (16.763 prestaciones más que a cierre de 2019). Las prestaciones en Andalucía suponen el 21,75% del conjunto nacional, con una ratio de 1,36 por persona beneficiaria, por encima de la media estatal (1,27).
En concreto, en Andalucía son atendidas 101.049 a través del servicio de ayuda a domicilio, 24.172 personas dependientes en residencias, 12.696 en centros de día, 93.458 personas en situación de dependencia cuentan con el servicio de teleasistencia, 73.357 personas reciben la prestación económica por cuidados en el entorno familiar, 4.309 prestaciones vinculadas al servicio, 13 prestaciones de asistencia personal y 1.370 cuentan con el servicio de promoción de la autonomía y prevención de la dependencia.
El 40% de la ayuda a domicilio en España
prestación que mayor incremento ha tenido en 2020 ha sido el Servicio de Ayuda a Domicilio, con 14.449 prestaciones más que a cierre de diciembre de 2019, lo que supone un total de 101.049 personas atendidas. La atención domiciliaria supone el 33% del total de prestaciones para personas en situación de dependencia en la comunidad andaluza. A nivel nacional, Andalucía representa el 40% del total de prestaciones de ayuda a domicilio.
El servicio de teleasistencia también alcanza un máximo histórico en 2020, con 93.458 personas en situación de dependencia en Andalucía que disponen de teleasistencia, lo que supone un incremento absoluto de 3.491 con respecto al cierre del pasado año. Estos datos representan el 37% de las prestaciones de teleasistencia a nivel nacional.
Estos resultados evidencian el modelo de servicio de proximidad por el que apuesta Andalucía para la atención a ciudadanos en situación de dependencia, con el objetivo de que las personas puedan ser atendidas en su entorno habitual durante el mayor tiempo posible. Facilita también un acceso a otros recursos asistenciales cuando no existan opciones en el entorno de la persona beneficiaria para una atención de calidad.
El balance de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación resalta también los datos publicados por el IMSERSO sobre la evolución del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia desde el inicio de la crisis sanitaria. En él se observa que en Andalucía la gestión de la crisis entre el colectivo de personas en situación de dependencia, muy vulnerable a los efectos del Covid-19, ha sido eficaz en comparación con los resultados de la gestión de otras comunidades autónomas.
Aumento de expedientes a personas solas y en riesgo de exclusión
Consejería de Igualdad ha presentado también los resultados de seguimiento de la medida aprobada el 28 de agosto en el Consejo de Gobierno para dar prioridad a personas en situación de dependencia de especial vulnerabilidad. De esta forma, se han priorizado los expedientes administrativos relativos a personas con resolución de reconocimiento de situación de dependencia de cualquier grado que vivan solas en sus domicilios, así como las que cuentan con reconocimiento de dependencia de Grado I.
Durante el periodo analizado en el balance realizado por la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía, desde el inicio de la medida en septiembre hasta el 31 de diciembre de 2020, se han resuelto 17.215 expedientes de dependencia que estaban pendientes del Programa Individual de Atención (PIA), de los cuales 14.779 (el 85,85%) son de personas que viven solas en su domicilio y con riesgo de aislamiento social.
Por otro lado, respecto a las personas que tienen reconocido el Grado I de dependencia moderada que se encontraban pendientes de atención, se han resuelto 7.828 expedientes, que representan el 45% del total de expedientes resueltos. En general, la evolución de la tasa de cobertura en la atención a las personas en situación de dependencia es positiva en todos los grados de dependencia, con especial incidencia en el caso de la dependencia moderada.
La atención a la dependencia moderada o Grado I tiene como objetivo intervenir sobre la pérdida de funcionalidad, así como contribuir a frenar el agravamiento de las situaciones que generen mayor grado de dependencia, todo ello a través de recursos que faciliten la promoción de la autonomía personal.
Por su parte, la prevalencia de soledad tiene una alta relación con un peor estado de salud y situación de dependencia y está presente en todas las edades, aunque aumenta notablemente a partir de los 80 años. Un dato que justifica la puesta en marcha de esta actuación, derivada de las conclusiones del estudio realizado por la Consejería de Igualdad en el marco de elaboración del Plan Estratégico Integral para personas mayores en Andalucía sobre la soledad no deseada.

 

PostHeaderIcon Situación de los centros educativos de Andalucía afectados por el Covid-19

Suspensión parcial o total de la actividad por incidencia del coronavirus, así como reapertura de instalaciones tras 140 días del inicio del curso escolar en centros públicos, concertados y privados.

El 95,6% de los centros educativos andaluces están libres de coronavirus. Cierres totales o parciales y reaperturas a 18 de enero: 8 cierres completos (de 7.099 centros, un 0,11%). 405 aulas (de 78.024 aulas, un 0,51%). 33 reaperturas.
ALMERÍA: ningún cierre completo de un total de 677 centros (0%). Cierre parcial de 79 aulas de un total de 7.133 (1,1%). 26 reaperturas.
CÁDIZ: dos cierres completos de un total de 858 centros (0,23%). Cierre parcial de 26 aulas de un total de 11.123 (0,23%). Ninguna reapertura.
CÓRDOBA: ningún cierre completo de un total de 775 centros (0%). Cierre parcial de 42 aulas de un total de 7.390 (0,11%).    Ninguna reapertura.
GRANADA: dos cierres completos de un total de 856 centros (0,23%). Cierre parcial de 45 aulas de un total de 8.700 (0,52%). Una reapertura.
HUELVA: ningún cierre completo de un total de 489 centros (0%). Cierre parcial de 31 aulas de un total de 5.170 (0,59%).    Una reapertura.
JAÉN: ningún cierre completo de un total de 611 centros (0%). Cierre parcial de 45 aulas de 5.770 (0,77%). Ninguna reapertura.
MÁLAGA: cuatro cierres completos de un total de 1.209 centros (0,33%). Cierre parcial de 100 aulas de un total de 14.270 (0,70%). 5 reaperturas.
SEVILLA: ningún cierre completo de un total de 1.624 centros (0%). Cierre parcial de 37 aulas de un total de 18.439 (0,2%). Ninguna reapertura.

 
Página 1 de 259