La Red Andaluza de Teatros Públicos lleva las artes escénicas por la provincia de Córdoba. En Baena será el jueves, 19 de mayo.

El teatro infantil, la música y el arte protagonizan la programación de esta semana

La Red Andaluza de Teatros Públicos lleva las artes escénicas esta semana a las localidades de Pozoblanco, Lucena, Montoro, Baena, y Priego de Córdoba. Estos espectáculos han sido programados dentro del programa Red Andaluza de Teatros Públicos en el que participan municipios andaluces.
El martes 17 en Lucena y el jueves 18 en Baena se podrá ver ‘La Granja’ de Teloncillo Teatro. Esta obra cuenta la historia de Maruja la granjera que se levanta al cantar el gallo, se quita cuatro legañas y se lava como un gato. Con ella los espectadores pasarán un día en su granja, despertarán a todos los animales, darán el biberón a cuatro cerditos, curarán a la vecina de Doña Loba gracias a los cinco lobitos, buscaremos quince docenas de huevos y con la vieja oveja Miranda, bailarán un rock and roll.
Los municipios de Pozoblanco y Montoro, el 17 y el 19 respectivamente, acogen Strad El violinista Rebelde, o lo que es lo mismo el violinista español Jorge Guillén, considerado como uno de los violinistas más virtuosos del momento, presenta junto a su banda este nuevo espectáculo, que fusiona temas propios con clásicos del rock, canciones de cine, pop y música clásica. Un trabajo que derrocha ilusión, talento y energía.
El 19 en Priego de Córdoba se disfrutará de ‘Museum: la historia del arte para niños y niñas’ de la formación ‘La Líquida Teatro’, Se trata de un espectáculo divertido y didáctico para niños y niñas. Un maravilloso viaje que recorre la historia del arte de la mano de los grandes maestros: Picasso, Van Gogh, Velázquez, Miguel Ángel, Da Vinci¿ y las grandes maestras, por supuesto: Tamara de Lempika, Sofonisba Anguissola, Frida Kahlo... Teatro de actores, objetos, títeres y proyecciones manipuladas en directo. El arte universal es la excusa perfecta para estimular la comunicación, la creatividad, la percepción, la sensibilidad y la expresión. ¡Y todo con una sonrisa! Una experiencia teatral que apuesta por la cercanía, la interacción y el humor para contar esta sorprendente y original visita al ¿Museum?, y así pequeños y mayores disfruten, aprendan y se emocionen con el arte y el teatro. ¡Ah! ¡Y al salir se puede sacar una foto con los cuadros!